martedì 23 gennaio 2007

Un amigo

Hoy tengo el honor y la alegrìa de compartir en este espacio la presencia de un viejo amigo, de esos que no se olvidan. Si leen en los comentarios, apareciò Patricio. Hay tambièn una pequeñita foto de èl y su violoncello, que es parte de èl. Sì, ustedes se preguntaràn si se lo saca para ducharse...creo que sì, pero si pienso en que en algo nos parecemos, a veces me pegarìa una ducha tocando la guitarra, con consecuencias imaginables...
Patricio Villarejo es un artista argentino total, total...es un artista. Dibujo, letras, mùsica, naturaleza, en fin...lo abarca todo con òptimos resultados.
Hicimos algo juntos cuando èramos pendex. Despuès me vine a Roma y hace màs de veinte años que no lo veo (y èl tampoco a mì).
Soy uno de esos que pisaron sus baldosas a veces con descaro...pero la fuerza de la juventud no tiene màs lìmites que ella misma. Pueden visitar su blog, recièn hoy me entero de que tiene uno...o dos no sè, pero en su perfil encontraràn su mùsica y su historia. Algo inesperado y casual encontrarlo por estos sitios. Se los recomiendo con il cuore, despuès me cuentan o le cuentan.
Bienvenido a mi blog, querido amigo. La vida tiene recovecos que nunca se saben y espero verte seguido por acà, aunque sè que estàs siempre por todos lados y es difìcil encontrar el tiempo. Espero poder hacer escuchar tu mùsica en mi blog algùn dìa, siempre que estès de acuerdo. Gracias a mis visitas exquisitas de estos dìas, me alegra saber que estàn.

4 commenti:

Trilce ha detto...

Nicolás o Nick:

Entré sin golpear, de intrusa a mirar...no resistí las ganas de saber quien era Nick, el que leyó mi historia de principio a fin...
Bueno,entiendo tu felicidad al poder encontrar nuevamente a tu amigo...a mi ya me ha pasado eso y se siente increíble, mejor que cualquier premio que te puedas ganar.
Espero que no vuelvan a perderse, pero más espero aún que tú no te pierdas por mi blog.

Un abrazo.

TRILCE.

Carlos ha detto...

Querido Nicolás, he escuchado tus canciones y leído parte del material que tienes en tu blog y me ha parecido muy bueno.

Tienes un timbre de vos parecido al cantante uruguayo Daniel Viglietti, no sé si lo conoces.

Bueno, una alegría habernos cruzado.

No, no era abril y Nicolás Parente,
sobrevoló con vuelo de cigarra
el extremo final de un mismo puente,
trayendo el corazón de su guitarra.

A fuerza de remar, “romanamente”,
verdecieron los gajos de sus remos,
y en la playa desierta de su frente,
crecieron al azar, dos crisantemos.

No, no era abril, según el calendario,
y en letras de un común abecedario,
se unieron sus palabras a las mías;

Distintas playas de distintos mares,
rozaron en un verso, dos lugares,
por encima de tanta lejanía.

Te dejo un fuerte abrazo.

DavidSánchez ha detto...

Hola Nick estuve paseando tu sombra. Esa que a veces conoce con otros matices el que nos acompaña porque la visita desde otras latitudes, desde otros mapas, desde esa distancia prudente del amigo.
Cierta tristeza me invade al encontrarte. Y la identifico, es mia esta tristeza d casi no reconocerte con el pelo más largo que cuando te conocí y después cuando pude reconocerte, te aprendí y desaprendí desde el desencuentro.

Es curioso como la tristeza se puede caminar como una estación reveladora en la que la alegría se va manifestando en tonos tristes hasta desnudarse de ellos para ser plena alegría.

Te he vivido todo este tiempo desde el recuerdo, desde el olvido y retomándolos como círculos viciosos, anclado en no sé que fotografía amarillenta, casi otoñal. En esa pequeña muerte que es esa habitación cerrada en la que abandoné a la suerte tu presencia y que se resiste a dar paso a esa nueva estación del alma. La del reencuentro.

Sólo son palabras encontradas en emociones, en sentimientos, también estaciones de mi mapa que espera ampliarse al reconocerte de nuevo, al reconocer de nuevo en tu mapa esa parte del territorio que se me escapa. Me acerco esperando que como el mio, tu mapa quiera encontrar ese acceso al territorio de la amistad que es nuestro y como tal espera que nos decidamos a habitarlo.
Un gran abrazo amigo.

David

Anonimo ha detto...

Es muyyyyyyy bello lo que ha escrito David.
Martina.