lunedì 8 gennaio 2007

La sensibilidad femenina

Mi blog se transformó en otra cosa.
Hasta me estoy empeñando en poner los acentos por el lado justo. Sí, a mí que me gusta escribir todo correcto, me pareció que no podía perder tiempo con el " alt 161, 162, 163 ..." etc cada vez que ponía un acento. Bueno, a partir de este post, prometo poner los acentos lo mejor que pueda, aunque me cueste un laburo infernal.
Lo del título era porque , como habrán notado, últimamente no escriben más hombres, sino mujeres. No sé qué pasó, pero mis amigos se escaparon del blog. Entonces tengo que "hacer las cuentas" con la sensibilidad femenina, que es totalmente diferente a la masculina. No es que no se pueda crear un lugar unisex, pero tal vez uno diga determinadas palabras hablándole a una mujer y use otras hablándole a un hombre. Así que hasta que no aparezcan hombres blogueros, hablaré a las mujeres blogueras.
Me sorprendió la calidad de los comentarios sobre mi música y mi voz, tanto que hasta empecé a escucharme de otra manera. Saben que cuando uno habla siente una vibración que le pertenece desde que nació. Lo mismo pasa con lo que uno "ve" de uno. En realidad, para escucharse como te escuchan los demás hay que grabarse y de ese modo poder evitar la vibración interior que nuestra voz produce. Lo mismo sucede para poder mirarnos la cara : el espejo nos devuelve una imagen que es lo que más se parece a lo que los demás ven de nosotros. Pero lo que pasa es que el grabador nos devuelve una frecuencia de nuestra voz que muchas veces nos parece de otro, y el espejo nos devuelve nuestra imagen dada vuelta. Por eso hoy dedicarè al blog y a los / las que lo escuchen y lean, una canción dedicada a la ley. Siempre digo que la ley es igual para todos, pero tambièn agrego que no todos somos iguales para la ley, ya que, según sea nuestra extracción social, las leyes nos tratan de distinta manera. Así que no creo que la ley sea igual para todos, así como nosotros no somos iguales ante las personas con las que vivimos. Con cada uno sacamos o ponemos lo que más se evidencia: con algunos nos cagamos de risa, con otros nos aburrimos como nunca, con otros amamos y con otros detestamos. Esta es la variedad que permite que en nosotros existan más facetas, y es así que cuanta más gente conozcamos, mayores serán los descubrimientos relativos a nuestra personalidad.
Muchos leen muchos libros.
Yo no leo mucho. Es decir, no leo muchos libros. Me gusta leer otras cosas. Me gusta leer los ojos de las personas, el caminar, el hablar. Me gusta leer lo que se dice más allá de lo que las palabras dictan. Me gusta leer las nubes y las gotas de lluvia. Me gusta leer la forma de cada adoquín y medir la inclinación que un árbol adopta para estar de pie. Me gusta leer de un mueble su historia. Me gusta leer lo que dos tazas de café hacen con dos personas. Por eso, cuando leo un libro me voy por las ramas, me quedo dando vuelta siete páginas y me quedé en realidad en el prefacio.
A veces me digo: "Nick, tendrías que ser como el detergente: concentrado". Pero me concentro en las cosas que no me dejan distraerme, en las que me apabullan y me requieren sin dar lugar a otras.
Ahora, qué tendrá que ver lo de la sensibilidad femenina con este post no tengo la más mínima idea...pero bueno, las mujeres siempre me hicieron descubrir muchas cosas que yo ignoraba. También mis amigos lo han hecho, pero una mujer "entra" por otro lado.
Y, como decìa Silvio, me han estremecido un montón de mujeres".
A lo que yo agrego que no eran mujeres del montón.
Gracias por los comentarios halagadores. Mi yo, mi ego , mi súper yo , mi ello y mi aquello también agradecen.
Que les guste mi ley.

4 commenti:

soleil ha detto...

El blog es parte de nosotros y pienso que tú lo disfrutas de la misma manera que lo disfrutamos todos...tu voz buena.
Saludos desde mi tierra

recomenzar.blogspot.com

Lis ha detto...

cariños, te seguimos leyendo...

martina ha detto...

Es la tercera vez que escribo este comentario espero que no se me borre.
Antes que nada,espero que tengas un FELIZ AÑO!!!!!!!!!!.
La otra noche,despues de unos cuantos dias sin pasar por este blog,despues de leer los nuevos post y sus comentarios,pense.........que tu blog,se habia convertido en un lugar de concurrencia femenina.Hoy entro y me encuentro con tu ultimo post haciendo esa reflexion,vaya coincidencia.
Me encanta leer este espacio y sus comentarios.Con respecto a eso,la chica que escribio que no tomaba mate porque no era para su edad,me gustaria saber cual es la eda del mate,capaz tendria que dejarlo o lo que es peor,mis hijas estan tomando mate de los dos años,y quizas es una barbaridad,tambien puede ser que haya interpretado mal lo que escribio,y el te,tambien es para determinada edad?.
Yo voy a seguir escribiendo sin acentos y seguramente con faltas de ortografia,no lo puedo evitar,y tampoco lo intento,a menos que me digas que no se entiende,eso es lo que me importa,poder comunicarme.
Espero que sigas escribiedo cosas tan interesante para la sensibilidad femenina ,tambien hemos visto pasar por aqui sensibilidad masculina y de la buena,aparte de la del autor.
Nicolas,que tengas un año de buena cosecha.
Un beso grande.
Martina.

nick ha detto...

Martina! Hablando de cosecha se me ocurriò poner un tema dedicado a Martina.
Para que no pierdas el post, te conviene siempre evidenciarlo cuando lo termines y con el botòn derecho del mouse le decìs copia, asì, aunque se te borre, cuando se abre de nuevo la pantalla le decìs, siempre con el botòn derecho "pegar", y ahì va a salir de nuevo el post que escribiste sin perderlo.
El año lo empecè bien, con ganas de cambios y de màs (demàs) responsabilidades.
No te preocupes por los acentos, la gente aquì no le da "acento" a nadie en el colectivo. Despuès de todo, como decìa la canciòn, "lo entiendo, quiero que sepash que lo entiendo" (dicho en eshpañol...
Bueno, espero que , en la espera de que te lleguen mis discos, te entretengas con las canciones que pongo aquì. Ese tambièn es un modo de escuchar.
Un abrazotòn.
Nick Olàs